Globered
Consigue tu propia pgina web


LA TECLA DE CUBA

Un parto que el dictador Machado no pudo evitar

Por Mercedes Rodrguez Garca
Transcurre el 16 de agosto de 1925. Los asamblestas, vestidos para la ocasin, han estado entrando intermitentemente en la casa marcada con el nmero 81 de la calle Calzada, en El Vedado habanero. Traspasado el umbral segn las formalidades de la época bajan ligeramente las cabezas, se quitan el sombrero y dan un apretn de manos al venerable Carlos Balio, quien recibe las credenciales.
Hace calor adentro y afuera y algunos humean sus tabacos y cigarrillos. El aire se torna denso. Hay cierta expectacin. Mientras esperan, unos ...

Comentarios

De Montesquieu trasnochado a un cochero bien parado

Por Mercedes Rodrguez Garca.
Lo escuché hace unos das en un carretn, espacio pblico que aprovecho de vez en vez para tentar los estados de opinin sobre determinados temas, lanzando como alguien me dijo, la manzana de la discordia pues para nadie constituye un secreto lo dado que somos los cubanos al comentario. Mas juro que en esta oportunidad no fui yo quien desencaden la lengua a los viajantes.
La sin hueso colectiva la desat la cancula por mediacin de una seora gruesa, entrada en aos y atestada de traslcidas javitas. (De esas que pocas veces ...

Artculos

Juventud perdida? desde Scrates

Mercedes Rodrguez Garca
Siete cursos compartiendo dentro y fuera del aula con estudiantes universitarios me facultan para emitir consideraciones y consejos acerca de los jvenes, a quienes muchas veces se les califica de contestatarios, descredos, irreverentes, rebeldes, autosuficientes, y otras cualidades que, francamente, no comparto de manera general y absoluta, vengan de donde vengan, incluso, de pedagogos, socilogos, psiclogos o filsofos de bien ganada reputacin en el mbito académico.
En otros espacios y en dismiles ocasiones y circunstancias, personas ...

Entrevistas

Quienes fundan una teora suicida solo piensan en vituperarlo

Por Mercedes Rodrguez Garca
Relato de mi primer encuentro con Ral Garca Mart, sobrino de nuestro Héroe Nacional, quien radic en Santa Clara entre principios de 1960 y mediados de 1980 del pasado siglo. El ya entonces octogenario ingeniero textil me refiri su versin sobre la cada del Maestro, el 19 de mayo de 1895, as como los argumentos en que bas su negacin sobre l posibilidad de un acto suicida o de inmolacin.
El ENCUENTRO EN EL HOTEL MODELO
Solo me urga escuchar su opinin para definir una polémica en la que me haba metido, inspirada ...

Comentarios

Con una mansedumbre de atardecer constante

Por Mercedes Rodrguez Garca
Nadie lo sabe con certeza, pero cuentan que Don Luis Estévez se dedic a cuidar con sumo esmero el lugar donde descansaban los restos de su querida Marta Abreu, en el cementerio norte de Pars. Muy temprano en la maana, sin importarle el fro, le llevaba flores y las arreglaba con cuidado en la jardinera de mrmol.
Cont algn celador que mientras las colocaba, Don Luis hablaba en voz queda, y que luego, sombrero en mano, completamente vestido de negro, acariciaba una de las aldabas de la parte derecha del sepulcro, como para despertar a ...

Artculos

O Yara o Madrid...Abdala!

Por Mercedes Rodríguez García
Septiembre de 1868. El telégrafo trae desde el otro la del Atlántico noticias que desesperan a Lersundi, en la segunda etapa de su mandato como Capitán General de la Isla. Cólera, aflicción y enfermedad, degeneran en arrebatos de furia lo que, sumado a su inhabilidad como gobernador, favorecen la extensión de la lucha, iniciada con el alzamiento de Céspedes, el 10 de Octubre.
Martí cumplirá pronto 16 años y ya piensa en sumarse a la guerra. Secretamente, en los ...
Pgina [1 2 ]